INTELIGENCIA DEL CORAZÓN II

SINCRONICIDAD
julio 18, 2016
MEDITACIÓN: ABUNDANCIA 28 de SEPTIEMBRE 2016
septiembre 13, 2016

INTELIGENCIA DEL CORAZÓN II

Como lo prometido es deuda 😉 hoy os comparto la continuación de Inteligencia Cardíaca, esta vez vamos a ver cómo podemos cultivarla.

Cuando usamos el cerebro del corazón se genera un estado de Coherencia Biológica que hace que nuestro organismo se armonice y funcione correctamente. Esta inteligencia se cultiva a través de las emociones positivas.
 ¿Cuáles son las cualidades de esta inteligencia?:

  • Apertura hacia los demás
  • Escucha
  • Paciencia
  • Cooperación
  • Aceptar las diferencias
  • Coraje
  • Servicio a los demás y/o a otros seres, al planeta…
  • Empatía
  • Humor
  • Bondad

Y todas aquellas que se os puedan ocurrir y que sintáis que son generadoras de Coherencia.



Ponemos en práctica la Inteligencia Cardíaca cuando pensamos y sentimos emociones positivas, cuando nos liberamos de la ilusión de separación ( es decir de la aparente dualidad y división que nos hace ver a los demás como amigos o enemigos o nos hace sentir sol@s  y desamparados, que se logra desvanecer mediante la práctica de la meditación y de todas aquellas prácticas que nos conduzcan a estados ampliados de conciencia) y reaccionando menos con los mecanismos primarios : miedo, deseo, ansia de dominar ; pues si bien los dos primeros son beneficiosos en situaciones de emergencia, vivir el día a día instalados en ellos nos trae desdicha.
Así mismo nos ayuda enormemente el desarrollo paulatino de la Conciencia Testigo, el observador interno y neutral que atestigua todo lo que acontece en nuestro mundo interior y en el externo, con ecuanimidad.
Otra gran ayuda es la confianza en nuestra intuición.

Puede que nos lleve toda la vida cambiar el modo en que nos relacionamos con nosotr@s y con los demás, pero bien merece la alegría embarcarse en este viaje de la Conciencia y de la Inteligencia Cardiaca ya que nos permite crecer enormemente y ser más felices, vivir con más paz y en definitiva con menos sufrimiento.
Además podemos comprobar cómo el haber vivido hasta ahora desarrollando únicamente la inteligencia del cerebro nos ha conducido a la división y a la fragmentación de la realidad (visión dual de la existencia). Esta inteligencia clásica , la que miden los test y que hemos desarrollado ampliamente en la educación formal, tiene la capacidad de analizar y separar en partes. En cambio la inteligencia del corazón busca la Síntesis.
Ambas son complementarias así que ¿ por qué vivirnos a medias?, ¿no os parece? 🙂



(Traducción: El significado de la vida se haya en la apertura de ser y estar presente con plena conciencia).Thomas Merton.

Otro día sigo con el tema de la Coherencia 
 hasta pronto y …
                                                       GRACIAS 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − uno =